Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

El divorcio con mi Cerebro

Imagen
“Me agaché para colocar bien el zapato a mi hijo; creo que era mi hijo. Tenía entre dos y tres años y recuerdo su carita; el zapato se parecía a uno de esos que suelen usar los recién nacidos, de color rosado, extraño para un hijo varón. Le tomé de la mano y seguimos al grupo con el que nos dirigíamos a nuestros hogares por esos cuatrocientos metros bordeando el solar arbolado y oscuro, con el siempre ángulo misterioso del geriátrico municipal; lugar tenebroso de espantos y crímenes, violaciones y fumatas, ladronzuelos y borrachos. Será por ese recuerdo, que al entrar en esa recta, sentí que quedaba solo con mi hijo en brazos y que recorría por mi espina dorsal, un frío erizando el vello. Salida de la nada, entre la oscuridad espesa que ha reinado desde época inmemorial bajo los eucaliptos y paraísos, una luz de mal aspecto, lechoso, chispeante por momentos, con el andar errante de un beodo comenzó a perseguirnos, silenciosa, aterrante. Grité con todas mis fuerzas tratando de alejarle…

La Secta

Imagen
La Secta se ha instalado. Los adeptos, los primeros adherentes fueron los pobres como siempre ocurre. Carentes de todo afecto social por decisión propia en parte y por exclusión en otra, al sentirse arropados por una mano que les ofrecía un mínimo de interés, allá fueron comprometiendo la poca libertad de que gozaban.


El Triunfo de los Mediocres (de un mail recibido)

Imagen
El triunfo de los mediocres
Este es el texto de un mail que he recibido,  es interesante leerlo y luego reflexionar sobre él. Para eso quiero agregar algunos puntos reflexivos propios tras el texto, les espero al final…..
“Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes o una huelga general.

SE LE PELARON LOS CABLES......

Imagen
SE ME PELARON LOS CABLES….. Esa era una frase con que se daba como explicación a reacciones intempestivas o alocadas en épocas en que mi abuela me criaba mientras mis padres trabajaban. Pasaron los años, medio sigo y algunos años más que fueron suficientes para conocer otro lado de esa frase, tal vez una arista no tan graciosa como la que conocía. Esos cables de los que hablaba mi abuela, eran los axones que salen del soma de una de las más de cien mil millones de neuronas que hay en nuestro cerebro; cada axón es el encargado de comunicarse con otra neurona y establecer el tejido neuronal con el que pensamos, sentimos, actuamos, nos emocionamos y leemos entre millones de acciones que hacemos por día en nuestras vidas. Como todo cable que se precie, su función en conectar neuronas, llevan energía entre sí que al fin son los mensajes que hacen que levantemos un dedo, declaremos el amor a una dama o nos equivoquemos al votar un candidato político; esos mensajes complejos se generan en med…