Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Solo una idea utópica

Imagen
Sé que es una idea utópica...no hace falta que me lo digáis.
Pero como comienzo de una re-evolución educativa implementaría en todo lugar de estudio, 15 minutos antes de las clases, de un Espacio de Reflexión.
Solo 15 minutos que sirvan para que los asistentes piensen en las labores que tienen por delante ese día. 
Con una premisa corta y fácil de comprender como: "¿Qué haría en lugar de los demás?. Algo así como ponerse del otro lado, en la acera de enfrente y observarme. Solo eso en la mente y los 15 minutos para reflexionar sobre el asunto.
Sin dudas que muchos dirán que los vagos de siempre solo se pasarán ese tiempo holgazaneando, pero la interrumpida disciplina hace al hábito de dejar el Ego de lado y ser más receptivos al entorno.
¿Que pocos lo aprovecharán? Sí, sin dudas que será así, pero reitero que la repetición hará con el tiempo, insertar en el ánimo general una mayor tolerancia, una visión más real de la vida y las metas que tenemos por delante.
Esto mismo lo deberían pra…

Parábola del Ermitaño

Imagen
Este relato a modo de parábola lo publicó una gran amiga de nombre Amalia Drenkard en su muro del Facebook, me resultó muy interesante, por lo que lo he copiado en mi blog para difundir su contenido y enseñanza.



PARÁBOLA DEL ERMITAÑO
Un viejo ermitaño, una de esas personas que por amor a Dios se retiran a la soledad del desierto, del bosque o de las montañas para solamente dedicarse a la oración y a la penitencia, se quejaba a menudo de que tenía demasiado trabajo.
Un día una de las personas que le visitó, le preguntó: –¿Cómo es posible que tenga tanto trabajo si está solo en medio de la nada?
El ermitaño contestó: –Tengo que adiestrar a dos halcones, entrenar a dos águilas, mantener quietos a dos conejos, vigilar una serpiente, cargar un asno y domar un león.
El visitante miró alrededor esperando ver algunos animales, pero no vio a ninguno.
–¿Y dónde están todos estos animales? Preguntó.
Entonces el ermitaño le dio una explicación que enseguida comprendió: –Estos animales, están en nosotros…